Cómo usar un asa de garrafa de agua como asa para llevar bolsas de la compra

Ayer, volviendo de la compra con bolsas bien cargadas, con las asas clavadas en las manos y teniendo que descansar cada cierto tiempo para aliviar el daño que me estaban haciendo las puñeteras bolsas, pensé qué podría hacer para solucionarlo, para que ir a la compra no suponga acabar con las manos marcadas y doloridas (sí, ya sé que la solución más sencilla es ir más veces y cargar menos cada vez, pero no siempre tienes el tiempo necesario).

Como siempre, he buscado soluciones con materiales que tenga a mano, que es lo más barato. Me he fijado en algo que ya lleva asas: las garrafas de agua que compro (el agua de Valencia es una porquería, pero ese es otro tema). A pesar de que tengo otras garrafas con asas (p.ej., de aceite), he elegido la de FontVella porque el asa es especialmente cómoda y suave. Por cierto, puedes pulsar sobre las imágenes si quieres verlas más grandes.


Lo que hay que hacer es sacar el asa de la botella. Una forma fácil sería cortar, con un cutex o un cuchillo afilado, el cuello de la botella justo por debajo del asa, pero necesito la botella para poner aceite usado. Lo primero, quitar el tapón, que molestaría después para sacar el asa.




He utilizado la punta de un cuchillo para sacar, una por una, las pestañas que mantienen el asa en su sitio, mientras presionas el asa hacia arriba, impidiendo así que las pestañas vuelvan a su sitio



Vas sacando todas las pestañas hasta que queden todas libres, y ya puedes sacar el asa.


He probado a dejar las pestañas, pensando en que ayudarían a evitar que las asas de la bolsa de plástico se escurriese y se saliera del sitio, pero he comprobado que son más una molestia que otra cosa, así que las he quitado. Lo primero, doblarlas varias veces arriba y abajo, para reblandecer la unión y que sea más fácil cortarla.



Después, con un cuchillo, cortar una por una, y repasar con el cuchillo para limpiar cualquier rebaba que haya podido quedar.


Para las pruebas de carga he utilizado una bolsa de naranjas de unos 3 ó 4 Kg.


Se introducen las dos asas de la bolsa por el círculo del asa de botella y se doblan hacia el asidero, pasándolas por encima del semicírculo.


Una vez que levantas la bolsa (o bolsas, me imagino que se pueden poner más de una, aunque no lo he probado), el propio peso de la bolsa impide las asas se salgan del sitio.


Como punto extra, al contrario que cuando está en la garrafa, donde se retuerce hacia arriba, lo que pone más estrés al material, mientras llevas las bolsas el asa de la garrafa se mantiene toda en un mismo plano, lo que hace más difícil que se rompa.

Otra ventaja es que no es un artilugio muy grande, cabe fácilmente en un bolsillo o bolso, y puedes llevar un par, uno para cada mano.

Bueno, espero que encontréis útil esta pequeña idea.

13 comentarios:

koka dijo...

Menuda chorrada, sería mejor que llevases de casa unas bolsas con buenas asas.

Ruben dijo...

Me parece una gran idea. Y a Koka, la chorrada la has hecho tu perdiendo tu valioso tiempo en trolear a alguien que se toma la molestia en compartir una idea que a mi ni se me había ocurrido.

Nexill dijo...

Muy buena idea. La pondé a prueba.

zzzz dijo...

Ponerle un asa a las asas de una bolsa? Vaya tonteria

Ferrán García dijo...

@zzzz Busca "shopping bag handle" en Google, verás que hay gente que se gana la vida fabricándolos y vendiéndolos. No será tal tontería…

Encarna Vales dijo...

Una idea muy buena. Sobre todo para los estudiantes que nos rompemos las manos trayendo las putas bolsas del Mercadona. Así se hará más cómodo, fijo. Y si le pones un acolchado en el asa, redondo.


Lala García dijo...

No es por nada, pero el asa de una botella de agua se clava en los dedos que no veas... Lo mismo si pegas con supergen varias juntas sí puede funcionar.

Ferrán García dijo...

@Lala Ese asa concreta no se clava, por eso la elegí. Tenía otra opción, de una garrafa de aceite, pero esa si se clavaba. Pruébalo y verás.

FraN dijo...

Gracias , muy buena idea .
las bolsas de plastico como lleves mucho peso, se clavan en las manos . Buscare un asa de garrafa que sea comodo. Saludos

Isidoro Arevalo dijo...

Perfecto, seguro que muchos de los que comentamos aquí ni se nos habia ocurrido. Gracias por compartir, ésta es la libertad de Internet. Y los trolls que desprestigian tu solucion son niñatos y niñatas hartos de pan que no saben ni donde les aprieta el zapato...Animalitos!!!!...Esperaros que os llegará vuestro turno. Hasta que no empeceis a pasarlo mal no sabreis lo que es sufrir...

singuango dijo...

Yo prefiero el método Ambrosio, que me lleve las bolsas el mayordomo :)


Muy buena idea, y sencilla.

También puede servir para llevar las bolsas de basura, se me ocurre.

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Zartch dijo...

Usa un mechero y enreda-lo en las asas.