¿Debería la ONU enviar observadores internacionales a las elecciones de EE.UU.?

Acabo de ver un interesante reportaje en La 2 de TVE, en el magnífico En Portada, dirigido por Juan Antonio Sacaluga, en el que se exponen las deficiencias del sistema de votación norteamericano, lo que hace de su democracia algo limitado. Desde la no incentivación del voto, trámites difíciles (hay que registrarse para votar, no te permiten votar incluso si presentas los papeles requeridos), lo que dificula que las personas con menos estudios lo encuentren dificil y decidan 'pasar' de ir a votar, máquinas electrónicas que cuentas los votos erróneamente, distritos electorales en los que las máquinas de votos se estropéan, curiósamente siempre en los distritos de voto mayoritario a los demócratas, causando colas de 8 horas para votar (lo que hace que la gente se acabe cansando y se vaya a su casa).

Súmale el hecho de que se han detectado serias irregularidades en las dos últimas elecciones presidenciales, con pruebas de recuentos fraudulentos demostrados, con serias discrepancias en una de ellas (Bush vs Kerry) entre los votos obtenidos en 10 de los 11 estados clave con respecto a las encuestas a pié de urna, consideradas por los expertos como muy fiables (habitualmente la diferencia respecto a la votación real es de apenas un 1%), y que esas discrepancias favorezcan siempre al mismo partido, que en esos estados haya ganado Bush, nunca Kerry. Según dice un abogado al que se ha pretendido sancionar por denunciar esas irreguaridades, es el mismo tipo de hechos que se echan en cara a paises que no son del agrado de los EE.UU.

Y añado yo: cuando en esos paises que no le gustan a los Estados Unidos se sospecha de votaciones amañadas, de maniobras para influir el resultado en uno u otro sentido, no se duda en solicitar el envío de observadores internacionales.

El Presidente de los Estados Unidos es algo así como el presidente del mundo: quién esté en la Casa Blanca es algo que afecta al resto del planeta, sus decisiones influyen tanto en el terreno económico como geo-político. Y su influencia no es siempre buena o beneficiosa, sólo hay que echar un vistazo a los últimos ocho años, a la presidencia de Bush.

Y siendo que las dos últimas elecciones han sido efectivamente amañadas, con Bush ganando ambas por exiguos márgenes que después se han demostrado que procedían de recuentos trucados y con la reputación de los organismos internos del país que deberían encargarse de ello por los suelos, ¿no debería exigir la ONU el envío de observadores internacionales que velen por la validez y la integridad del proceso?

2 comentarios:

CJRC dijo...

Deberían, especialmente detrás de las dos últimas elecciones, aunque creo que eso de los observadores internacionales es más por vigilar que salga el candidato adecuado a los intereses occidentales que otra cosa. Los que tienen la sartén por el mango le van a poner difícil a Obama el ganar las elecciones.

Angi dijo...

El problema es que la mayoría de los estadounidenses no creen que el proceso esté amañado ni mucho menos.

y si ellos mismos no denuncian las irregularidades ¿quien es el valiente (o el insensato)que va a acusara a EEUU frente a la ONU?

Tengo mis esperanzas puestas en Obama, pero desde luego si no sale elgido y por el contrario gana McCain se va a armar una gorda...